La muerte del país de los hombres cobardes.

Se miraron de reojo los unos a los otros. El juez extendió los papeles sobre la mesa ordenándolos según su criterio; primero el de los nombres de los acusados, luego los cargos que se les imputaban, el nombre de los innumerables abogados de cada parte, la lista de los testigos aportada por la acusación y  la defensa, un sinfín de datos con notas de otros juicios que de poco le servirían, pero que ocupaban espacio igualmente y le conferían cierta seguridad en si mismo, la lista de consejos que su psicólogo le había recomendado seguir, y, al final de todo, una oración al santo Job.

Con un golpe de su mazo dio inicio a la vista. -Pónganse de pie los acusados- Y todo el país se levantó de sus asientos, incluido el propio juez y abogados…

La torre de Babel duró meses. Hablaron todos, por su boca o por boca de otros. Se acusaron mutuamente de todos los males sociales; los existentes y los imaginarios. Todos se sintieron inocentes hasta el final y, cuando después de muchas deliberaciones el juez dictó sentencia todos se sintieron aliviados: Inocentes.

Nadie recurrió la sentencia y al país lo enterraron sin saber nunca quien o quienes lo habían matado. Como ya no tenían a donde ir; ni país, ni bandera, ni señas de identidad, pronto se dieron cuenta que quizás lo mejor hubiese sido que todos confesasen el crimen. Pero a fin de cuentas, y como bien dijo el mudo, no había cárceles para todos. Así que vagaron por un tiempo por el mundo recordando que una vez habían tenido patria, y bandera, y un papel con sus nombres escritos que les acreditaba como seres de un lugar en especial; España. Luego, su memoria desapareció para siempre de la faz de la tierra.

¡Mierda de justicia! No, la justicia de los cobardes.

Y por encima Dios que ya no quiere resucitar a más muertos. Que descanse en paz el país de los hombres cobardes. ¡Inocentes!

Anuncios

6 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s