La transición española; esa puta maltratada…

holgazanes

Nuca tuvieron tanta libertad, pero se quejan.

El hombre nunca ha encontrado una definición para la palabra libertad.

El artículo de hoy es de los que no se me habían pasado por la cabeza escribir, y no porque no me interese el tema, sino porque lo tengo ya muy aburrido y me da pereza hablar de aquellas cosas o temas que están muy manidos.

El Rey  de todos los españoles ha sido entrevistado como agasajo por su 75 cumpleaños, y como era de esperar no ha dicho nada interesante. Quizás, desde aquel ¡Por qué no te callas! Al Rey no se le ha escuchado nada trascendente para los oídos de los españoles, salvo aquel otro; no lo volveré a hacer, tras la cacería de elefantes de la que supimos casi de milagro. Qué otras cosas no sabremos los españoles y que el Rey se calla, eso nunca lo sabremos o lo sabremos tarde.

Pero a mí de la entrevista de la nada solo me interesan sus reacciones, así, mientras para el PP ha sido una entrevista correcta y muy bien traída, al igual que para el PSOE -aunque este partido ahora mismo juegue a la ambigüedad con sus mensajes-, para buena parte de la oposición ha sido poco menos que un insulto que el Rey no hubiese profundizado en los asuntos latentes de la Corona de España, la situación actual del país etc. No tocaba, supongo (sic)

El mensaje que se está lanzando desde un sector de la sociedad es que esta democracia ya no vale, añadiendo además que la transición española no ha sido tal, sino una farsa de la cual el Rey es casi el máximo culpable…

Es curioso que los vivos de hoy echen las culpas de sus problemas a los muertos del pasado, incluso a algunos muertos que gozan de buena salud. La transición es una farsa porque no ha habido tal cambio, dicen. (…)

transición s. f.

1   Situación o estado intermedio entre uno antiguo o pasado y otro nuevo, al que se llega tras un cambio: transición democrática.

Si la transición no ha sido tal, entonces que nos devuelvan el precio de las entradas del espectáculo, las papeletas con nuestros votos, el dinero invertido y mal gastado, las ilusiones prestadas y, sobre todo, regresemos al 78 del siglo pasado, eliminemos nuestro nombre de la OTAN, de la UE, eliminemos las Comunidades Autónomas, que los gays y lesbianas no se puedan casar, es más, que se encierren de nuevo en el armario, que el aborto esté penalizado por ley en todos sus supuestos, que circule la peseta, los mozos de reemplazo que regresen a sus destinos, fumemos de nuevo en donde nos venga en gana, que se aplique la ley de sobre peligrosidad y rehabilitación social… y no sigo porque me da pereza.

No, no hemos cambiado nada y esta transición no vale porque no nos da a cada uno de nosotros lo que nos apetece y pertenece por derecho universal. ¡País!

PD- Todos mis respetos hacia las mujeres que libremente ejercen la prostitución, y hacia aquellas otras que la ejercen aún sin saberlo.

Anuncios

3 Comentarios

  1. Siguiendo con el ejemplo de la prostitución creo que venimos de un estado en el que se practicaba sin saberlo y otro en el que seguimos exactamente igual, pero con clientes muy solventes. En definitiva continuamos en el mismo engranaje, pero muy satisfechos por el aumento de las compensaciones. Flaco favor para darse cuenta del oficio al que nos dedicamos

  2. Pingback: La transición española; esa puta maltratada (II) « gallegorey

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s