Arbeit macht frei: “El trabajo libera”

s98d“…Los socio-listos, al igual que los comunistas de salón y merienda campestre que tenemos en España, jamás entenderán que sus idearios estás cimentados en la misma burla que los alemanes acuñaron para recibir a los reos en sus campos de concentración: Arbeit macht frei, o en los Gulag soviéticos que seguramente añoran…”

 

Los nacionalsocialistas alemanes, esos “liberadores de la raza aria mal entendida” que lideraron uno de los mayores movimientos genocidas de la historia de la humanidad, aunque muy lejos de los números de muerte y terror que los comunistas/socialistas nos han dejado a modo de advertencia de cara al futuro y siempre, solían poner esta frase bien visible a la entrada de los campos de concentración que, como granjas de animales, implantaron en su zona de influencia con el fin que todos sabemos y no hace falta recordar.

Hay que reconocer que los socialistas/nacionalistas de Hitler para esas cosas eran unos cachondos: hijo putas y abyectos criminales, pero cachondos.

El trabajo libera cuando por trabajar se te paga un salario que te permita vivir dignamente. Y en esas estamos por esta España nuestra que cada día es un poco menos de todos y más de unos pocos. Lo que ocurre es que a mi modo de ver -que desde que me quedé medio tuerto se ve que veo poco y mal- hay un sector de la ciudadanía que aún no ha llegado al capítulo del libro donde se explica lo que es la dignidad y la libertad, conceptos en todo caso muy personales y de difícil aplicación conjunta a todo un segmento poblacional así por las buenas.

Escuchaba hace unos pocos días a una parlamentaria de postín del PSOE decir que la modalidad de contrato denominado como MiniJobs, o como sea que se escriba, no era digno y esclavizaba a los trabajadores (…) Y yo cuando escucho a algún o alguna  socia-lista hablar de dignidad y trabajo todo en la misma frase y a modo de argumento, es que no me puedo resistir a echarme unas buenas risas. Claro que del tema son realmente unos expertos en la materia, dado que nadie como ellos, por mucho que ahora el actual gobierno de Rajoy pretenda emularlos, ha sido capaz de cargarse más puestos de trabajo y la dignidad de las personas en este país. Y sí, ya sé, los homosexuales se casan, y lo aplaudo, y las mujeres ya son “miembras” de pleno derecho en la sociedad gracias a ellos, que en vez de articular medidas en contra de la violencia doméstica – que no de género o machista que eso es una bobada-, lo que han hecho es decirles que no se preocupen, que después de cada ensalada de ostias recibidas, o después de ser asesinadas, a sus agresores se les iba a caer el pelo…

Pero bueno, que me voy por las ramas y dejo lo importante por explicar: El caso es que trabajar media jornada por cuatrocientos euros al mes cuando quizás sea este el único trabajo al que se pueda acceder, para la parlamentaria socia-lista es una mierda pinchada en un palo, y para eso es mejor estar tocándose la flor o los cascabeles en tu casa, o vagando de aquí para allá como en Los Lunes al Sol. Esta engreída de nómina abultada a cuenta de todos los españoles, lo que no entiende ni lo hará jamás, es que lo verdaderamente indignante para una persona es no poder sustentarse por sí misma estando en plenas facultades para poder hacerlo. Y ya ni te cuento si de ti dependen terceras personas. La libertad, por otro lado, cuando se tiene para no hacer nada, no es libertad, sino otra forma de esclavitud.

En nuestra empresa trabaja un chico de veinte años a media jornada, lo justo que necesitamos de sus cualidades para el trabajo que tenemos y lo que de beneficio por su trabajo le podemos pagar, que es un sueldo por el cual ahora mismo mendigarían muchos. El chaval un mes con otro, raro es que no gane al menos cuatrocientos cincuenta euros, y eso afanándose solo cuatro horas y media al día de lunes a viernes. Pues bien, en su casa su madre no trabaja, y su padre no solo no trabaja, es que además le deben un pastizal los dueños de su antigua empresa que, gracias al atontado de León que no se había dado cuenta de que España había entrado en una crisis económica galopante allá por el año 2007, desapareció de la noche a la mañana dejando a sus trabajadores con una mano adelante y otra atrás. Un panorama como verán ustedes como para tirar cohetes.

Hombre, lo suyo es que todo el mundo tuviera trabajo, eso lo deseamos casi todos, pero cuando no hay, pues no hay, y de donde no hay no se saca, y menos con esta caterva de mangantes en el poder/oposición.

Lo que me gustaría es que esta socia-lista de nómina completa se bajase a la arena de la calle, y no para jalear a la chusma que le guarda el castillo en el aire donde vive, sino para explicarle  a este chaval que lo suyo es una indignidad, y que nosotros, hijo putas explotadores, lo estamos esclavizando. Lo mismo él le recordaba que muchas veces en su casa se come gracias a este trabajo, y ojala tanto su madre como su padre pudieran al menos tener uno similar. Pero no va a caer esa breva.

Los socio-listos, al igual que los comunistas de salón y merienda campestre que tenemos en España, jamás entenderán que sus idearios estás cimentados en la misma burla que los alemanes acuñaron para recibir a los reos en sus campos de concentración: Arbeit macht frei, o en los Gulag soviéticos que seguramente añoran. Y lo malo no es que no lo entiendan, es que pretenden aplicar la misma receta medicinal para acabar con los pobres trabajadores que dicen defender… ¿Defender de quien, si cada vez que tocan el bastón de mando termina la cosa en escabechina?

Desde  Andalucía, su feudo y tesoro mejor guardado, los dignos trabajadores de aquella tierra se han lanzado al camino de Santiago versión visita al Santo Rajoy para exigir dignidad y trabajo, y es que subvencionados a cuenta del resto, a esta gente les da el tiempo para esto y para lo que sea, que su sueldo de MiniJob, o como sea que se escriba, lo tienen asegurado sin tener que pegar sello por gracia y dignidad de los socialistas y comunistas. Pero eso sí, que no les retiren la paga, no sea que se tengan que poner a trabajar de verdad y se den cuenta que hablar de dignidad y reclamarla cuando la comida está asegurada es la mar de fácil, y lo malo viene cuando la nevera está vacía y los hijos piden pan y no se tiene un chavo en la cartera. Claro que siempre les quedará la opción de emigrar a la Venezuela de su colega Maduro, que allí, al igual que en el resto de paraísos social-comunistas, no solo atan los perros con longanizas, sino que incluso en algunos como Corea del Norte, no conocen lo que es el paro, ya que allí el que no trabaja para el estado trabaja a jornada completísima con gastos pagados en uno de esos bonitos hoteles edificados para la ocasión cuyo lema a la entrada es el de: Arbeit macht frei: “El trabajo libera”.

Si es que donde reina el socialismo-comunismo no se escucha ni una queja ciudadana: todo son camposantos de fosas comunes.

 

 

 

 

Anuncios

1 comentario

  1. Para las cuentas públicas introducir parados en el mercado laboral aunque sea por pocas horas y bajos sueldos, supone dejar de cargar con subsidios. Para los trabajadores la descarga de obligaciones del ente público podría suponer una rebaja impositiva.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s