Resurrección

Bajo el sepulcro reina, cauteloso
ese negro agujero lánguido
de espíritu poético y ceremonioso,
en apariencia compungido.

Un corazón arrepentido
sobre una quimera incinerado
humeante despojo recogido
al calor de un amor simulado.

Los gusanos silenciosos, ciegos,
devoran del muerto su dolor,
lujuria, pereza y castigos
todo es pútrido olor.

Hasta que se derribe el silencio
y el éxtasis ilumine la flor engendrada
como un relicario sin precio
que brote del vientre de su enamorada.

¡Nacimiento delicioso! Dulce y fuerte
de esa nueva alma trasparente
que con arrojo a la muerte
bajo el sepulcro, se enfrente.

©Gallego Rey.

Anuncios

7 Comentarios

    • Estas palabras de aliento alientan, y mucho. Gracias de todo corazón, porque este tipo de halagos no son los típicos de facebook, por ejemplo, donde miríadas de sujetos que no sabrían distinguir entre un poema y una factura del gas se lanzan aventurados al halago fácil y simplón. A mí me gustan los halagos, como a todos, a qué mentir. Pero halagos y también las críticas de quienes conocen el paño. Y como esta rueda jamás debe parar, sea yo u otros quienes la hagan girar, mañana más. Un placer, de verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s