Tan pronto supe

Tan pronto supe mi nombre
me identifiqué en el espejo
agazapado entre la tenue luz
y la oscuridad vacilante:
esperando
siniestro
arrogante.
Y supe que era yo
porque se me rompió el alma,
rota,
mil veces rota.
Y el espejo se recompuso
vomitando mi amnesia
todas mis cicatrices…
Y se quedó nuevo.

Ya no me quedan sitios donde esconderme.
Imagínate, el mundo se queda en calma.

©Gallego Rey.

Anuncios

6 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s