Bautizo-Apóstata

Quieres para mí sin preguntarme
la tierra que me cubra de sortilegios, y andares en perdida ocasión de reclamar mi nombre, el que una vez depositaron sobre el agua del olvido los donantes de este mi cuerpo, pero te rehúyo al no conocerte más que de oídas y en la voz de mi conciencia, que me impide ir más allá de este instante, a donde tú me percibes,
en una estancia lejana de quien no soy.

Gracias por el camino transcurrido entre aquel entonces y lo que nunca ha de llegar,
pero mi equipaje llevaba la carga pesada de la memoria,
por eso hoy,
si es que existe este momento,
no quiero más que reposar de soportarme para reparada mi presencia seguir solo mi camino y disiparme en el tiempo,
sin que ninguna voz me reclame morir en silencio, y sin dioses que me acompañen.

Gallego Rey. Derechos Reservados. De La Fragua Del Viento.

Anuncios

2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s