Delirios

Tu boca me llega de lejos
por el flujo invertebrado
de un último beso
que aún reposa sobre mis labios.

La caricia última que me has dado
viste ahora toda mi piel
y rezuman elegantes aromas por el espacio que dejaste impregnado con tu fragancia.

Yo adoro este instante
he imagino los recuerdos como propios, y hago mío ese
beso con otro nombre,
y elaboro el traje a mi medida
con la caricia recibida por otro.

Respiro el jazmín que por mis poros se cuela de prestado,
y te hago mía para siempre
aunque tu boca me llegue de lejos por el flujo invertebrado
de un último beso
que nunca me has dado.

Gallego Rey. Derechos Reservados.

Anuncios

4 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s