Podría decirte…

Acaso si de pronto tropezase de nuevo el viento irisado en tu cuerpo, y al instante siguiente,
como si el amor volviera habitar en nuestras manos, y me diluyese agónico entre el expositor de tus muslos y la radiante sexualidad de tu vientre,
cerraría parpadeando con mi boca tus ojos,
y tu piel y mi piel y todo nuestro vigor cicatrizarían en nuestros labios, y tocaría a mucho o a nada el convite,
depende,
cosa nuestra.
Instigar el deshielo
es hablar de un tira y afloja,
y dejar fluir la vida a través de pedazos de sensualidad;
de sangre y semen,
mientras quede fuego donde quemarnos y un poco de confusa oscuridad estrechándonos hondo al son del pulso acelerado.
Podría decirte que quiero joder contigo esta noche,
pero no sería lo mismo,
me arriesgaría a un simple sí
por respuesta.

Gallego Rey. Derechos Reservados.

Anuncios

2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s