Pan y circo. Poesía desde el rebaño.

Veo en la arena unas sombras
como hormigas de gigantes,
con la fragilidad del vértigo
y el miedo derramando amapolas.

En ese espacio de sombras
no hay ironías,
solamente maquinaria mientras
dure el espectáculo, y un mendrugo de pan como moneda cómplice que pague el circo a los entusiasmados corderos.

Así es imposible salirse del rebaño.

Gallego Rey. Derechos Reservados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s