Como la soledad que duele

Hay poemas muertos en mi alma
como la soledad que duele;
los hay muertos y los hay vivos moribundos; los hay verdaderos y los hay como buitres rondando en círculos por mis manos para arrancarme a cachos los ojos y la vida.
Hay también una profundidad que me corrompe cuando la luz
viene a la oscuridad, y despertares que son como una invitación a nacer cadáver cuando surge el miedo en el aire…
Ese miedo; crepúsculo inútil capaz de perdurar como los pájaros necrófagos de mis manos cuando carentes de humanidad escriben versos de alas rotas, y picotean a los muertos de mi mente en sus tumbas cotidianas.
Como ese miedo,
hay tantas cosas en mi alma
que en mi alma tengo de todo,
incluso a tí,
pero he aprendido a callar sabiamente haciéndome mudo para no vaciarme de sombras y quedar hueco, con la carne y los huesos de otro que me usurpe el nombre, porque nada hay peor que mirarse al espejo con vendas en los ojos, y no ver reflejada el alma desnuda, y ser, como la soledad que duele, como los poemas muertos de mi alma.

Gallego Rey. Derechos Reservados.

Anuncios

12 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s