Quizás, un viejo reloj sea

Solitaria en mis sueños entras
noche pesada de luna opuesta
que en un rincón lastras mi vida.

Y yo que cancelo las horas que pasan arrebatàndole al tiempo las manijas que concluyen – inalteradas – el círculo para volver a nacer y morir en un intento desesperado de mi conciencia para descifrarte y hacer mío el reflejo en el agua de esa alma mía
para sentirme humano y mortal;
detalle de orfebrería a veces barata;
en ocasiones reliquia,
un estorbo del cual no se pueda
uno desprender.

Porque así es mi presencia
cuando te encuentro
y certeras tus manos giran
el destino de mi esfera
que corre sobre un lamento
y la noche solitaria,
que sobre mis sueños entras.

Quizás, un viejo reloj sea.

Gallego Rey. Derechos Reservados.

Anuncios

3 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s