Anhelo

El anhelo es como una copa
llena de sueños y piel,
y sombras y expolios
que se alza como el calor
que surge del vigor de unos brazos remangados, tan extensos como
dos cuerpos aposentados
en la misma esquina del mundo.
Una tímida sonrisa vuela,
retazo tardío apenas al vaivén
de un viento difícil de cortar,
en la orilla de la última noche
el tiempo lo es todo
más no logro ese anhelo.
Estiro mis brazos hacia nadie,
te busco, te escribo, soledad,
me haces mucha falta, como esa copa llena de sueños y piel
y sombras y expolios
donde habita el anhelo;
donde se encienden las luciérnagas en el estómago,
¿O eran mariposas?

Gallego Rey. Derechos Reservados.

Anuncios

9 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s