Santa Compaña

Para caminar esta noche escojo
el manantial de lo humano
la dimensión de los muertos
la conciencia de la certidumbre
y el aliento de las cosas lívidas.
Hay, entre pasos,
un paisaje donde pienso en ti:
eres las horas de luz que enredan;
la carne del otro, y siento la nostalgia del otro en la orilla del miedo al miedo.
Naturalmente, aún quedan en mí instantes rondando donde no camino solo: hay un paréntesis que me acompaña calzàndose mis zapatos y se hace cargo del sacrificio.
Es la Santa Compaña que me reclama,
y tú no me dejas dormir,
porque no quieres estar a solas
con mi ausencia.

Gallego Rey. Derechos Reservados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s