El soplo de la vida, el tabaco de la muerte

Fumas tu cadáver
untando de espuma la muerte
como un acantilado que sangra
del revés los nudos de la vida.
Mar adentro irán las olas a buscarte para llevar tu esqueleto al lugar fiero que amansa al cuerno de la desdicha.
Habrá gozo;algarabía, fiestas y timbales a tu regreso al nicho
donde habitamos los que fuimos,
habrá un niño en su vientre esperando el relevo para abrir las puertas del mundo,
habrá serenidad tras el llanto
alegre de quien da a luz al destino,
habrá un cadáver fumàndose el tiempo, erguido sobre su vanidad,
y el resultado a todo será la silueta de la costa de la muerte a babor de la barca, y a estribor el sol naciente;
el soplo de la vida,
el tabaco de la muerte.

Gallego Rey. Derechos Reservados.

Anuncios

4 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s