Balada triste de un suicida cuerdo

La gente me habla con                                                                             las bocas cerradas                      y yo los saludo                                                                   con los ojos abiertos porque mi miedo se ha marchado                                                      hacia otra vida                       para cruzar las puertas del Edén,                                                                            calle abajo,                                                                        mientras el viento canta miseria demasiado tarde                                                                 sobre los cristales rotos.

Miseria,                                                                                             y que se joda el tiempo sobre mi cadáver nuevo                                                                     navegando en la sal de la herida que os duele,                                                                              hijoputas,                                                      compañeros de mi soledad.                                  Porque vosotros sois las manos                                           manchadas de mi sangre;                                                                                                      el nudo en la garganta                                                            y yo el adusto muerto al que canta el viento miseria,                                                                    demasiado tarde,                                                                            sobre los cristales                                                                              rotos de mi soledad.

Gallego Rey. Derechos Reservados.

Anuncios

18 Comentarios

  1. Me choca el orgullo previo y la soledad post suicida. Porque el suicidio no es un acto del que poder enorgullecerse, y porque la soledad ya la sufría en vida.
    Muy innovadora la disposicion de los versos. Ya suponía que era una rebeldía intrínseca escenificada. 🙂

  2. Sólo siendo un gran transmitidor de sentimientos, logras que al leer se sienta ese estado de incomprensión, malestar, frustración que puede sentir una persona sumida en su soledad.
    Admiro la capacidad que tienes de pasearte en distintos planos con las letras.
    Es un gusto y un aprendizaje poder leerte.
    Gracias por compartir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s