Desnudez

Desnúdate de mí sin reproches
pues tengo el corazón fatigado
y sin vendas los ojos.

Me está esperando el invierno
y pesas mucho
cargada a mi espalda.

Adiós babilónica esencia mía,
me voy eludiendo la soledad
a ver cómo es el vuelo de tu desnudez.

Gallego Rey. Derechos Reservados

Anuncios

2 Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s