Demasiado totalitarismo (relato corto)

Me gustan los lugares desordenados y las personas con falta de aliño. El orden y la pulcritud denotan totalitarismo y falta de imaginación. Quizás a usted le guste lo contrario, no le culpo. A fin de cuentas, pertenece al gobierno. Sí, aunque sea Doctor, usted también le pertenece al gobierno. Así que, ajuste lo que tenga que ajustar en mi cerebro y proceda. Y no me mire de ese modo. Me voy a morir, o me va a matar, ¿y qué? Usted rellenará todas esas fichas técnicas sobre mi estado y evolución. Yo descansaré de este mundo de mierda. Quizàs, no seamos ingenuos, con los pocos órganos sanos que me extraiga, alguno de sus jefes vejestorios pueda seguir tirando una temporada. Y eso es todo, ¿verdad? Usted y yo sabemos que no estoy loco. Cansado…eso sí. Pero loco, ni un poco… Proceda. Este lugar está demasiado ordenado y pulcro. Demasiado totalitarismo, ya se lo digo yo.

Gallego Rey. © Derechos Reservados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s