San Juan de los últimos Días

gallegorey

El tiempo transcurrido no importa, salvo para el olvido. No somos nadie, decimos en plural ante la muerte.   Pero yo tengo un nombre sobre mi cuerpo y sombra bautizado en la pira sacramental del fuego. Lo que tú me llames acertaré a ser si me invocas correctamente, de lo contrario, seguiré siendo yo mismo, y tú solo me verás entre tus tinieblas.

San Juan Bautista, que llevaba de prestado su nombre, era un gran charlatán. O eso dicen. Por lo general; evangelizadores, predicadores e ilustres miembros del Santoral gozan de gran predicamento entre los corderos del rebaño divino, aunque todos usaban de la mentira y engaño como modo de revelar la verdad sobre la vida, que no es más que un breve descanso que se toma la muerte en aguantarnos.

A mi nacer vino a visitarme ella; tasó mi alma según el precio acordado con mis hacedores y, presta…

Ver la entrada original 178 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s