Destierro

…No es mi reino -dijiste- de este mundo;
pero ve que, sin patria, triste muero
en el destierro y en error profundo:

raíz dame en la tierra, aquí, primero;
sin raíz con el polvo me confundo:
sólo con ella he de irte todo entero…

Miguel De Unamuno

De tanto de nada aprieta el hambre
y se escucha el ruido de los huesos
al sujetarse en el vacío,
y el vuelo de unas manos implorando
cristales para rasgarse
las venas y desangrar de toda
su miseria al mundo.

Pero ya nadie escucha a nadie
en esta dimensión de derrota
y huérfanos cipreses sin raíces ni tierra.

Gallego Rey ©

Anuncios

A degüello: la profecía del hombre muerto

Al clamor del asombro
sobrevendrá la apatía
y los monstruos de las sombras
habitarán en el insufrible dolor
de nuestra derrota,
y caerán sus máscaras
de candente plomo
como cae la flor del olvido
sobre nuestros ojos,
y volverá Diciembre con su agonía
de crucifixión a resucitar
a este apócrifo occidente
hijo de un simulado Uróboros,
y valdrá su precio de treinta
monedas de plata que los
ahorcados traidores
nos vendan al peso,
aunque no consuele saber que
también morirán los
poetas canallas que escupen
su disconformidad desde
sus trincheras de terciopelo
mientras el sarraceno toca a degüello
esperando el momento de amortajarlos
con sus vacíos versos.

© Gallego Rey