Frío

Me dices que no me reconoces
y que hace frío a mi lado,
y que no escucho a tu cuerpo
llamándome para acudir en tu
rescate y hacerte el amor
como antes. Quizás porque
antes ya no exista, y el ahora
sea el resultado de tantas entregas
sin ganas de entregarse.
Tal vez nos fuimos acostumbrando
al compás que marcaba el sexo fácil,
sin necesidad de entregarse
a la rítmica del galanteo;
a ese tira y afloja que nos llevaba
a la gloria. Pero también hace tiempo
que en tus labios hace frío y tus besos
duelen, y me miras de lejos para no estar
cerca de mí. Nos hemos abandonado
sin saberlo, y hace frío en los dos
lados de la cama donde ya solo
compartimos cansancio. Pero no
quiero estar a solas sin ti; lo extrañaría
todo, empezando por la composición
del aire, que se me haría pesado
e imposible de respirar. Así que
te propongo que nos incendiemos
de nuevo, no hay razón para prolongar
este miserable invierno que nos separa.

© Gallego Rey

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s