Oda al arte moderno. Composición en Décima Espinela

El arte verdadero debería inspirar respeto,no entretenimento.*

Dulce honor el ostracismo
cuando los mediocres votan
y en junta unidos acotan
con alarde de cinismo
qué es arte y qué es intrusismo.
No hay galardón más querido
que verse así engrandecido,
pues con orgullo y abalado*
se despide uno encantado
de lupanar tan florido.

Asamblea de simplezas,
de quienes roen de gorra
dándose a la gran vidorra
como si fuesen altezas
o genios sin impurezas.
El arte no es un remedo
por eso así yo procedo
y de sus garras me cuido
pues este rey va vestido
y a tal infamia no accedo.

*Abalado en el sentido de la palabra que se le da en regiones de España como Galicia, León y Salamanca, que es el de agitado, arrojado o lanzado.

©Gallego Rey

*La cita del encabezado del poema, así como la fotografía que ilustra la entrada, pertenece a un artículo de Olimpia Villagrán, que podéis leer pinchando aquí

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s