Alegoría incompleta de una locura para siempre

Domada la realidad
todo en mí se sujeta
en el oficio de imaginar:
no hay suelo a mis pies
ni cúspide en el firmamento;
no hay lugar ni tiempo
y todo es indefinido
e inacabable. Así, la vida
es más proporcional,
penetra mejor en la oquedad
del espíritu llenándolo
de cosas asombrosas,
de poesía, por ejemplo.
Pero algunas veces me asalta
la tragedia, yerro e imagino
cómo sería tener suelo a mis pies
y cúspide en el firmamento,
y que todo fuese tiempo y lugar,
pesadilla que exorcizo antes
que el espanto me hunda
en las aguas de una vida rígida,
con su principio y su final,
despojado de imaginar
mi oficio de imaginar.

©2020 Gallego Rey

Ilustración de la entrada: TheDigitalArtist

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s