Santa Compaña. Relato breve

“A Jesús Manuel se lo llevó la Santa Compaña justo un día después de cumplir con su servicio en el ejército, a causa de una riña por una medio novia que lo mismo iba con él que con cualquiera. Jesús Manuel era muy suyo y no le gustaba compartir puta con nadie. Pero fue a topar con otro tarambana que también había nacido con la marca de la desgracia pintada en la frente, y, ya se sabe, que tanto va el cántaro a la fuente que al final se rompe. A Jesús Manuel el tarambana le partió el cráneo de un estacazo sin darle tiempo a decir esta boca es mía, en cuanto que lo vio llegar con intenciones de hacerse valer como propietario de la puta. La puta, en realidad, era una muchacha como otra cualquiera, que tanto derecho tenía a acostarse con quien quisiera, como lo hacían los hombres con las mujeres, porque en ella no mandaba nadie. Pero las cosas eran así en los tiempos que a Jesús Manuel se lo llevó la Santa Compaña, y estaba mal visto que el desfogue que tenían los hombres con las hembras lo tuviesen ellas con los machos.”

PUEDES LEER EL RELATO COMPLETO AQUÍ

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s