Descansa en paz, Almudena

España es así, y por eso Almudena Grandes entra dentro del selecto grupo de arribistas de las letras españolas: pésima escritora, pero muy bien relacionada en los círculos y saraos del poder mediático y político. Por sí misma, sin el doping que supone pertenecer a la casta del grupo Prisa y otros pulpos de poder con semejantes tentáculos, Grandes no hubiera pasado de ser una más entre decenas de miles de personas que alguna vez han publicado formalmente una novela. Si en vez de vituperar a la diestra lo hubiese intentado con la siniestra —y no digo hecho, sino intentado—, durarían sus novelas menos que canta un gallo en las estanterías de las librerías y sus artículos de opinión los escribiría en papel de váter para posteriormente limpiarse el culo…

Artículo completo aquí

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s