Intercambio de parejas

aflordepiel2016

Hacía años que había dejado de fumar, pero este último polvo había que culminarlo con un cigarro a medias, en la cama, aún con la respiración entrecortada y el cuerpo temblando después de disfrutar de un orgasmo múltiple, tan inesperado como increíble . Cuando su marido le había planteado el intercambio de parejas con Lidia y Ángel para añadir picardía y frescura a sus vidas sexuales no lo veía claro, aunque Ángel estaba bien y se merecía un polvo. Pero salvadas las reticencias iniciales había aceptado por la insistencia de su marido, que parecía que se jugaba la vida en el envite.
Las primeras caladas la hicieron toser, pero el humo del cigarro le supo a gloria. Estaba pletórica. Del otro lado de la pared, en la habitación contigua, se oían más que gemidos. Conocía a la perfección una de las voces, la de su marido, que lo tenía que estar…

Ver la entrada original 287 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s