Si en verdad fuese cierto.

Si abrazase los acantilados
de crepúsculos remotos envejecidos
ebrios como piratas arrastrando
ventiscas de dolor eterno,
si una alegría inmensa me devolviese
el castigo origen de la muerte,
si mi cuerpo fuese un murmullo
de atardeceres de sombras interminables,
si ni siquiera un regalo alimentase
una sonrisa en mis labios
y no hubiese un después al enigma;
una simple historia de toda una vida
lavando mi conciencia,
si de pronto no existiera y en el fondo de mí
las grutas de la tierra me llamasen
como si fuese un náufrago sin deriva
tendiendo en el cielo estrellas equivocadas
de rumbo, heridas por el azul del mar
colgado de algún tenderete de feria,
humildemente humano y proscrito,
si de pronto parecido a dios me atreviese
a nacer de nuevo, como un árbol sin tierra
dispuesto a germinar en los márgenes
del paraíso, tal vez tú, lento paso del tiempo,
como una súplica solemne me librarías
de la fruncida sombra que mi cuerpo arrastra
dando molde a la gran mentira de aquella
alegría con que me acogieron
los que habían celebrado mi muerte,
y al ver desvanecidas sus esperanzas
ocultaron el entierro.

Si en la verdad todo fuese cierto                                                                                          aún podríamos intentarlo,                                                                                               aunque solo fuese para equivocarnos de nuevo                                                                  como si fuese la primera vez…

©Gallego Rey.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s